Recent Articles

 

l restaurante ‘El Álamo’, localizado en Lurín, tiene dos áreas: una bajo techo y otra en el pasto. Nos sentamos en la mesa blanca del área que se encuentra al aire libre para disfrutar la luz de la mañana. Corre un viento frío y el sol emite sus primeros rayos. Desayunamos panes con chicharrón (S/. 12), porciones de camote (S/. 7) y café (S/. 3.50). Las raciones son grandes y pueden ser compartidas entre dos personas.

El guía, Erick Montañez, nos explica que es el mejor restaurante de la zona y los pasajeros del viaje están de acuerdo. “En Lima no como chicharrón, pero el de aquí me encanta”, dice María, una integrante.

9:49 a.m – Segunda parada: Las playas de Pucusana y Grecia Wesler:

El conductor desea entretener nuestro viaje con valses de zambo cavero. La mayoría duerme. El camino está lleno de casas de un techo, restaurantes y clubs de verano.

Llegamos a Pucusana. El pueblo está cubierto de neblina y el puerto, atiborrado de botes, nos da la bienvenida con salsa proveniente de las picanterías que dan la cara a los botes.

Carlos nos recibe en ‘Grecia Wesler’, su bote, para darnos un paseo por la playas ‘La Isla’, ‘Naplo’ y ‘Las Ninfas’. Corre un viento fuerte y mientras nos alejamos de la orilla, el agua del mar cambia de color: se torna un tanto verdosa y más clara. La marea sube y las olas mueven más al bote. Carlos nos asegura que “no se va a voltear”, pero nos da adrenalina, felizmente todo tienen chalecos salvavidas, excepto yo porque nunca me gustaron. El motor suena imparable y sólo se detiene para apreciar a los lobos marinos que descansan sobre unas rocas.

De regreso en tierra firme, Erick nos muestra el ‘Boquerón del diablo’, una estructura rocosa que tiene una abertura formada por la erosión de las olas contra la piedra. El mar ingresa estrepitosamente produciendo un gran estruendo y formando una pequeña laguna en la zona. Algunas personas que han decidido bañarse ahí, han fallecido, “la marea los jala”, afirma Erick.

12:00 a.m – Tercera parada: Los fieles y sus lagunas curativas:

Chilca es un pueblo conocido por la producción de higos y granadas, que está ubicado a 64 km de la ciudad de Lima. Los pobladores del lugar se dedican a la agricultura y además, tienen un turismo emergente. Damos un paseo por la iglesia ‘Nuestra señora de la Asunción de Chilca’, que fue un refugio para algunos peruanos durante la Guerra del Pacífico.

Alrededor de la plaza se reúnen decenas de personas para comprar palmitos. “El padre los va a bendecir”, me comenta una señora. Niños, hombres y mujeres se apresuran hasta el lugar donde el sacerdote espera que todos lleguen para comenzar la oración por “Domingo de Ramos”. De pronto, anuncia “vamos a empezar” y con la cabeza gacha, ojos cerrados y las manos entrelazadas, empieza a rezar el “Padre Nuestro” La gente lo sigue en la plegaria. Al terminar dos “Ave Marías”, los fieles comienzan una breve procesión hasta la iglesia donde celebrarán la misma de domingo.

Las famosas lagunas de Chilca son visitadas por miles de personas al año. Su fama viene por sus efectos curativos. ‘La Milagrosa’ contiene en sus aguas mineralizadas cloruro de sodio, sulfato y carbonato de calcio que cura el reumatismo articular. El barro negro revitaliza la piel y cura problemas de acné. A un par de cuadras con dirección al mar está ‘La Mellicera’, laguna que, según la leyenda, tiene la propiedad de combatir la esterilidad. Según los pobladores, las personas que se bañan allí están propensas a tener mellizos. Por último, ‘La Encantada’ a la cual se recomienda siempre ir acompañado, evita la caída del cabello y mejora la visión.

12:57 a.m – Cuarta parada: Las vitivinícolas de la familia Luján:

La Plaza Santa Cruz, nombrada así por un padre franciscano que solía vivir en la zona en la época de la conquista, tiene alrededor tres vitivinícolas en las que se prepara vino y pisco de manera artesanal e industrial. “Nos demora media hora aplastar la uva con la máquina y ocho horas con los pies, pero lo seguimos haciendo de manera artesanal para no perder la costumbre”, dice José Luján, uno de los propietarios. La familia Luján nos enseña el proceso de destilación del pisco mientras continúan sus labores de moler, fermentar y hervir la uva.

2:28 p.m Quinta parada: Azpitia: El balcón del Cielo:

Azpitia es un pueblo rodeado por vegetación donde los frutos cuelgan libremente de las ramas de los árboles. Desde un precipicio apodado como ‘El Balcón del Cielo’ por la neblina que se forma en la altura que da la sensación de estar arriba del cielo, se puede observar el río Mala y los campos de cultivo. Las flores nos saludan desde cualquier lugar del pueblo. Para almorzar, escogemos el restaurante “El huerto de mi amada” donde sirven un delicioso arroz con pato y cuentan con mesas rústicas y hamacas para que los visitantes se relajen después de la comida.

Damos una caminata al borde del abismo del ‘Balcón del Cielo’ y justo cuando pensamos que nuestra travesía había concluido, el pueblo nos sorprende con una celebración de caballos de paso donde los cuatro domadores vestidos íntegramente de blanco se montan encima de los cuadrúpedos para hacerlos bailar al son de la marinera mientras una mujer, que viste con ropas norteñas, baila delante de ellos descalza, alzando un pañuelo blanco en el aire.

 

“Este es el valle de las maravillas” fue lo que dijo un emocionado Mario Vargas Llosa en un reciente recorrido por los pueblos ubicados en ambas márgenes del río Colca.

Desde entonces, los promotores de este fabuloso destino turístico arequipeño utilizaron la sentencia del escritor peruano para promocionar Colca como el “valle de la maravillas”… Y parece que el lema pegó, pues en lo que va del año ya son 25 mil los turistas que visitaron la zona solo para comprobar la fama de sus imponentes paisajes y sus manifestaciones de cultura viva.

Pero más allá de las anécdotas, en las últimas semanas se ha venido repitiendo aquello de que el incremento de turistas en Arequipa y Colca responde la cierre temporal de Machu Picchu.

Esto, sin embargo, es una verdad a medias, pues es necesario reconocer que los promotores de Colca han venido trabajando desde hace más de un año en la recuperación de este célebre destino turísticos del sur andino.

Y ahora están cosechando lo sembrado: aprovechando los feriados de Semana Santa, en Colca se han organizado diversas actividades que permitirán a los turistas conocer las tradiciones religiosas de la zona.

Cerca del cielo

Por lo pronto ya tienen un lema muy original: “Esta Semana Santa viaja cerca del cielo”, no solo en alusión a sus alturas (Colca es más conocido por la profundidad de su cañón) sino también por sus hermosos templos coloniales construidos con piedra sillar y por sus antiguas tradiciones de Semana Santa, cargadas de sincretismo andino.

Las pequeñas, acogedoras y bellas iglesias ubicadas a lo largo del río Colca forman todo un circuito que va desde Chivay hasta Cabanaconde, pasando por Yanque, Achoma, Maca, Pinchollo, Madrigal, Lari, Ichupampa, Corporaque y otros diez poblados ubicados en ambas márgenes del río Colca. Cada uno con sus propias tradiciones religiosas que se remontan a la Colonia y siempre con el profundo aporte del misticismo andino prehispánico.

En el poblado de Chivay –considerado la puerta de ingreso a las maravillas del Cañón de Colca– se realiza la “célebre carrera de santos”, una actividad única en su género en estas fechas del calendario católico.

Camino a Cabaconde está el mirador “Cruz del Cóndor”, donde se tiene la mejor vista del célebre cañón y del vuelo del cóndor.

Yo me quedo con la magnífica visión de casi 50 kilómetros de laderas cubiertas de andenes preíncas, que permite entender el esplendor de esa civilización que prosperó a lo largo y ancho del río Colca.

Por todo esto, solo nos queda recomendar un viaje al Colca aprovechando los feriados de Semana Santa, solo para comprobar que Mario Vargas Llosa tuvo toda la razón cuando dijo que los pueblos y paisajes del Colca forman todo un “valle de las maravillas”.

Viaje. Chivay es la puerta de ingreso a los circuitos turísticos del cañón de Colca. Está ubicado a 50 kilómetros de la ciudad de Arequipa. Desde la Ciudad Blanca también salen buses hacia Cabanaconde.

base_image

La viceministra de Turismo, María del Carmen de Reparaz Zamora, junto con autoridades regionales, presentó la campaña denominada Semana Santa en Junín, que se suma a la que viene realizando Promperú para promover los viajes durante el próximo fin de semana largo.

“Saludamos esta iniciativa del Gobierno Regional de Junín e invitamos a todos los peruanos a visitar esta hermosa región, ubicada a pocas horas de Lima. Con motivo de la Semana Santa, el Mincetur, a través de Promperú, ha lanzado a través de la plataforma ¿Y tú qué planes? un total de 327 ofertas de viaje para todo el país”, señaló De Reparaz.

En la ceremonia de lanzamiento estuvieron presentes el presidente de la Región Junín, Ángel Unchupaico Canchumani, y el director de la Dirección Regional de Comercio Exterior y Turismo (Dircetur), Michele Antignani Dorsi, así como alcaldes provinciales y autoridades de la zona. Al término del evento, hubo danzas típicas, así como una demostración de diversos platos de la exquisita gastronomía regional.

Se invocó al público a planificar sus viajes con anticipación y a contratar servicios formales. Además, recordó el número de IPERU, (01) 5748000, en el cual el turista puede solicitar asistencia e información los 365 días del año las 24 horas del día.

¿Y tú que planes? en cifras

Ytuqueplanes.com es una plataforma que se lanzó a mediados del 2012 con el fin de construir en el peruano el hábito de viajar por su país.

En la actualidad, es el segundo buscador después de Google con el cual el viajero peruano buscar información para un posible viaje.

Como parte del apoyo a la plataforma se ha brindado capacitación a más de 1,650 pequeñas y medianas empresas del interior del país, y se han organizado seminarios de destinos en Lima, Puno, Arequipa, Chiclayo, Trujillo y Huancayo

1398040828-647

La obra artística, de 12 metros de largo por 8 metros de ancho, fue elaborada por el escultor Andrés García Sobrino, y se encuentra en la Plaza de Armas de ese distrito, ubicada a 32 kilómetros al sur de Lima.

semana-santa-21072015

Con esta declaración se cumple un deseo manifestado por la Agrupación de Cofradías de Semana Santa e impulsado administrativamente en su trámite por el Ayuntamiento de Ejea hace varios meses. Con el informe favorable de la Comarca de Cinco Villas y con la propuesta favorable de la Dirección General de Turismo, se resolvía el pasado 25 de junio declarar la Semana Santa de Ejea como Fiesta de interés Turístico de Aragón. La Publicación final de esta resolución se producía en el BOA de 20/julio/2015.

Valoran, que se trata de una celebración original, elemento fundamental de la tradición popular de la localidad, que viene celebrándose desde el siglo XVI, momento en el que se crean las primeras Cofradías, y en la que se realizan actuaciones que la singularizan como son el “Concurso de Tambores y Bombos”, el “Pregón” y las “Procesiones”.

Esta declaración supondrá, a buen seguro, un impulso para que la Agrupación de Cofradías de Ejea de los Caballeros despliegue nuevas iniciativas en colaboración con el propio Ayuntamiento y con otras entidades sociales y económicas del municipio para dotar a la Semana Santa de Ejea, no sólo del sentido religioso que esencialmente la sustenta sino de otros soportes socioeconómicos, que contribuyan a la promoción del municipio y a la divulgación de las peculiaridades de su patrimonio religioso y cultural.

Actualmente, participan alrededor de 1.600 cofrades en las diez cofradías que representan a lo largo de toda la semana, distintos momentos del ciclo de la Pasión, Muerte y resurrección de Jesús. Sin duda, un movimiento ciudadano, cuyo calado social es indiscutible.

Page 1 of 6212345...102030...Last »